Preguntas y Respuestas: ¿Qué es el trastorno de ansiedad por separación? | MGH Clay Center for Young Healthy Minds

Preguntas y Respuestas: ¿Qué es el trastorno de ansiedad por separación?

Q+A letters over green chalkboard background

By

Posted in: Infants & Toddlers, Parenting Concerns, Pre-School

Topics: Anxiety, En Español, Mental Illness + Psychiatric Disorders, Q+A

A mi hijo de 4 años le acaban de diagnosticar un trastorno de ansiedad por separación. ¿Qué es?

Es posible que ya haya adivinado por el nombre del diagnóstico que el trastorno de ansiedad por separación tiene algo que ver con la ansiedad que siente un niño cuando se separa de sus padres o cuidadores. Ocurre en su peor forma cuando un niño llega a la edad escolar, pero puede ser una fuente de dificultades con las niñeras o las empleadas de guardería a edades más tempranas. A veces, pero no siempre, ocurre un evento precipitante que desencadena estos síntomas. Esto puede ser un trauma, una enfermedad u operación (especialmente si el niño está separado de sus padres), un traslado a una nueva casa o la pérdida de una mascota o un ser querido.

Adam, un niño de siete años a quien traté, perdió a su abuelo a los seis cuando estaba en el kinder. Al principio, solo se quejaba y decía que no quería ir a la escuela porque “extrañaba a papá”. Luego comenzó a resistirse a caminar hasta la parada del autobús, y su madre comenzó a llevarlo a la escuela y lo acompañó al salón de clases. Una vez que llegaban a la escuela, Adam gemía y se aferraba a su madre. Después de la insistencia de su madre, maestra y a veces, incluso del psicólogo de la escuela, lograba llegar al aula, pero luego solía pedir ir a la enfermería debido a dolores de cabeza o de estómago. Allí, le explicaba a la enfermera que se sentía tan mal que “necesitaba irse a casa”. Estos comportamientos estaban interfiriendo con su capacidad para funcionar en la escuela. Incluso cuando estaba en el aula, a menudo estaba preocupado por la seguridad de sus padres, pensando que las cosas podrían ir mal en casa. Sin embargo, Adam respondió bastante bien a la terapia conductiva conductual (TCC), conocida como CBT en inglés, y, a mediados del primer grado, estaba subiendo al autobús sin ninguna dificultad.

El comportamiento de Adam es típico de muchos niños con trastorno de ansiedad por separación (TAS). Hay ciertas edades en las que los niños son más susceptibles al TAS: en el kinder, al comienzo de la secundaria (alrededor de los 11-12 años) y pubertad (13-14 años). Los niños más pequeños con TAS, como un niño de cuatro años, tienden a tener una necesidad excesiva de atención de los padres. Es posible que se aferren a sus padres durante el día y quieran dormir en la cama de sus padres por la noche. Los niños mayores con TAS tienden a temer situaciones nuevas y pueden sentirse enfermos o hacer un berrinche cuando sus padres se van. Algunos niños también pueden volverse bastante dramáticos e incluso amenazar con actos de autolesión, aunque es raro que los niños con TAS realmente sigan estos impulsos y se autolesionen. Es comprensible que los padres de niños con TAS se sientan muy angustiados por estos síntomas.

Para recibir un diagnóstico de TAS, un niño debe mostrar tres o más de los siguientes comportamientos. Estos comportamientos deben causar ansiedad excesiva y ser inapropiados para el desarrollo de la edad del niño:

  • Angustia excesiva cuando el niño es separado de su hogar o cuidador, o cuando se anticipa una separación
  • Preocupación persistente de que un padre o cuidador pueda sufrir una calamidad (por ejemplo, que la madre/el padre se enferme o pierda su trabajo), o que la madre o el padre muera.
  • Preocupación crónica de que una calamidad pueda llevar a la separación de un cuidador
  • Dejar de atender o negarse a ir a la escuela
  • Miedo o renuncia a estar solo en casa o en otras situaciones
  • Dificultad para conciliar el sueño sin estar cerca de un padre o cuidador y/o dificultades para dormir fuera de la casa
  • Pesadillas repetidas sobre la separación de los padres/cuidadores
  • Quejas frecuentes de síntomas físicos cuando se separa de los cuidadores o cuando se anticipa la separación.

El TAS es el trastorno de ansiedad más común en la infancia y se encuentra en aproximadamente uno de cada 10 niños. La mayoría de los niños que tienen TAS tienen otro trastorno de ansiedad, el trastorno de ansiedad generalizada es el que se asocia con mayor frecuencia con TAS. Algunos niños (aproximadamente un tercio) también desarrollarán depresión y el rechazo a ir a la escuela es común en los niños mayores con TAS.

Rechazo Escolar

El rechazo a ir a la escuela ocurre cuando un niño se niega a asistir a la escuela o tiene dificultades para permanecer en la escuela durante todo el día. A menudo ocurre después de un período en el que el niño ha pasado más tiempo de lo habitual en casa con sus padres (por ejemplo, en caso de enfermedad o vacaciones) o después de un evento estresante, como una mudanza familiar, un accidente, o la muerte de un ser querido. Para muchos niños, la ansiedad por separación se manifiesta como rechazo escolar ya que el niño no quiere dejar a sus padres, pero hay otras razones por las cuales algunos niños no quieren ir a la escuela.

La mayoría de los niños que se niegan a ir a la escuela no tienen una discapacidad de aprendizaje o problemas académicos que haga que no les guste ir a la escuela. Pueden tener miedo de ser intimidados por sus compañeros, de enfrentar las críticas de los maestros o de fracasar, pero a menudo estos miedos tienen poca base en la realidad (aunque, por supuesto, debe descartarse que el niño no sea no este siendo víctima de bullying). El tratamiento es extremadamente importante ya que las consecuencias a largo plazo, como problemas académicos o sociales, pueden ser graves. El tratamiento generalmente enfatiza un regreso inmediato a la escuela utilizando técnicas cognitivas conductuales, a veces en combinación con medicamentos (medicamentos ansiolíticos o antidepresivos).

Thanks for visiting the Clay Center. We are entirely funded by visitors like you. We receive no financial support from Massachusetts General Hospital or Harvard Medical School. Your support of our work helps us to continue to produce content on mental health topics that support the emotional well-being of young people everywhere.

Share on Social Media

Was this post helpful?

Ellen Braaten, PhD

Ellen Braaten, PhD

Ellen Braaten, PhD, is executive director of the Learning and Emotional Assessment Program (LEAP) at  Massachusetts General Hospital (MGH), an associate professor of psychology at Harvard Medical School, and former co-director for the MGH Clay Cente...

To read full bio click here.