¿Qué es el Espectro Autista? | MGH Clay Center for Young Healthy Minds

¿Qué es el Espectro Autista?

adult hand with an autism awareness wrist band holding an autistic baby hand

By

Posted in: Parenting Concerns

Topics: Autism Spectrum, En Español

Los niños con autismo tienen desafíos importantes con las interacciones sociales y la comunicación y un repertorio muy restringido de actividades e intereses. Los problemas con la reciprocidad social son muy graves (no se trata solo de ser tímido o un poco distante). Incluyen:

  1. dificultades con comportamientos no verbales, como contacto visual muy deficiente o inexistente;
  2. incapacidad para reconocer los sentimientos de los demás (o incluso reconocer la presencia de otra persona);
  3. problemas para establecer o mantener amistades (hasta el punto de no darse cuenta de las necesidades o la presencia de los demás).

Los niños con autismo también tienen problemas de comunicación que pueden incluir retraso en el habla, habla inusual o problemas para comprender el habla de los demás. Se observan comportamientos estereotipados o comportamientos repetitivos en niños con autismo y estos comportamientos pueden incluir mecerse, fascinación por objetos que giran, fascinación por un objeto simple como una cuerda, o excesiva preocupación o fascinación con partes de objetos (como un botón o una parte específica del cuerpo).

Para cumplir con los criterios de diagnóstico del autismo, un niño debe tener un retraso significativo o un funcionamiento atípico en una de estas áreas antes de los tres años de edad:

  • interacción social
  • lenguaje (particularmente el que se usa en la comunicación social)
  • juego imaginativo

La mayoría de los niños con autismo nunca han tenido un período de desarrollo típico, aunque algunos padres informan un desarrollo típico hasta la edad de uno o dos años. El diagnóstico de autismo ha cambiado a lo largo de los años. Es importante tener en cuenta que el autismo ocurre en un espectro y los niños con autismo pueden verse muy diferentes entre sí.

¿Cómo se Evalúa el Autismo?

La identificación temprana de los niños con autismo es clave. Cuanto antes se evalúe a un niño, antes podrá comenzar la intervención, y la intervención temprana es clave para obtener el mejor resultado posible.

Debido a que el autismo es un diagnóstico que puede afectar muchas áreas de funcionamiento, es necesaria una evaluación integral. Una evaluación integral puede incluir entrevistas con los padres y cuidadores del niño, observación directa del niño en el consultorio del médico y en el hogar o la escuela, y pruebas de inteligencia, lenguaje y habilidades para la vida diaria. El evaluador puede pedirle que complete formularios que miden los síntomas del autismo además de completar una observación estructurada de su hijo/a. Por ejemplo, una actividad que utiliza el Programa de observación de diagnóstico de autismo (ADOS) para evaluar si un niño muestra comportamientos que puedan ser consistentes con el autismo es involucrar al niño en contar una historia o jugar un juego, y ver si es capaz de participar o incluso completar estas actividades.

¿Ha Aumentado Nuestro Indice de Autismo? La idea de una "epidemia autista" se ha expresado tanto en la literatura psicológica como en los medios de comunicación. Sí, las tasas de autismo han aumentado; esto se debe en gran parte a una mejor y mas temprana detección. Las investigaciones también han demostrado que a medida que aumentan las tasas de autismo, las tasas de retraso mental (o deficiencia intelectual) han disminuído. En otras palabras, los psicólogos y otros profesionales de la salud mental tienen más probabilidades de diagnosticar el autismo, quizás debido en parte a la creciente aceptación social de un diagnóstico de autismo en comparación con el retraso mental. Un tema polémico es que las tasas de autismo están aumentando debido al mercurio en las vacunas infantiles. Hasta la fecha, la investigación ha demostrado claramente que no existe una conexión entre las vacunas y el autismo. De hecho, las tasas de autismo han aumentado en los países que ya no utilizan mercurio en las vacunas.

¿Ha Aumentado Nuestro Indice de Autismo?

¿Cuáles son los tratamientos para el autismo?

Se ha demostrado que los niños con autismo se benefician considerablemente de programas integrales, intensivos y tempranos. Los programas integrales para niños menores de 5 años generalmente incluyen terapia conductual, que includyen terapias como el Análisis de conducta aplicado (ABA), terapia del habla y el lenguaje, terapia ocupacional y capacitación en habilidades sociales. Las investigaciones han demostrado que los niños pueden lograr avances significativos en este tipo de programas y que estos logros generalmente se mantienen años después.

Hay una serie de elementos comunes en los programas exitosos para niños de cualquier edad con autismo, estos incluyen:

  • un enfoque en la comunicación, la atención y las habilidades sociales;
  • un ambiente escolar altamente estructurado con una baja proporción de estudiantes por maestro;
  • un entorno familiar, escolar y terapéutico predecible; y
  • un alto nivel de participación familiar estructurada.

Cuando los padres participan más en el proceso de tratamiento, es más probable que los niños generalicen y mantengan lo que aprenden en la escuela y en la terapia. Los tratamientos más efectivos son los que son muy intensivos, ya que se administran durante muchas horas al día y en diferentes entornos (como en el hogar y en la escuela). Algunos niños pueden necesitar terapia conductual para abordar preocupaciones como la auto estimulación, la agresión y las rabietas/berrinches. También se ha encontrado que la facilitación de habilidades sociales es efectiva, particularmente si esta facilitación ocurre durante el día escolar, además de ocurrir en grupos de terapia estructurada.

Desafortunadamente, no existen fórmulas mágicas o píldoras que puedan tratar el autismo, aunque los medicamentos pueden ser útiles para tratar algunos de los síntomas asociados con el autismo como la falta de atención, la agresión, y la conducta auto lesiva. Algunos niños con autismo pueden tener trastornos convulsivos y se utilizan medicamentos para tratar estas afecciones. Finalmente, investigaciones han demostrado que otros tipos de tratamientos no son muy útiles para tratar las causas subyacentes del autismo. Estos incluyen vitaminas, ejercicios de entrenamiento auditivo y visual, patrones de habilidades y comunicación funcional.

Thanks for visiting the Clay Center. We are entirely funded by visitors like you. We receive no financial support from Massachusetts General Hospital or Harvard Medical School. Your support of our work helps us to continue to produce content on mental health topics that support the emotional well-being of young people everywhere.

Share on Social Media

Was this post helpful?

Ellen Braaten, PhD

Ellen Braaten, PhD

Ellen Braaten, PhD, is executive director of the Learning and Emotional Assessment Program (LEAP) at  Massachusetts General Hospital (MGH), an associate professor of psychology at Harvard Medical School, and former co-director for the MGH Clay Cente...

To read full bio click here.