Problemas de Aprendizaje 101 | MGH Clay Center for Young Healthy Minds

Problemas de Aprendizaje 101

By

Posted in: Grade School

Topics: En Español, Learning + Attention Issues

El término “discapacidad de aprendizaje” se refiere a problemas en un área de aprendizaje, específicamente lectura, escritura o matemáticas, pero también conocidos como “dislexia” (problemas en la lectura), “disgrafía” (problemas con la escritura) o”discalculia” (problemas con las matemáticas). De estos tres, el trastorno de lectura es el más común. En general, para recibir un diagnóstico de discapacidad de aprendizaje, el niño/a deberá tener una discrepancia entre su capacidad intelectual (generalmente medida mediante una prueba de inteligencia) y el rendimiento académico, en una o más áreas. En otras palabras, el rendimiento del niño/a en lectura, matemáticas u ortografía está por debajo de lo que esperaríamos de ese niño/a, en función de sus capacidades intelectuales. Los problemas en una o mas de estas áreas deben interferir significativamente con la capacidad del niño/a para desempeñarse en la escuela. El problema tampoco puede deberse a la falta de instrucción, ya que un niño/a al que no se le ha enseñado a leer (y por lo tanto no puede leer) no tiene una discapacidad de lectura porque el problema se debe a una mala instrucción. Del mismo modo, el problema con el aprendizaje académico no puede deberse a problemas con las habilidades cognitivas, ya que un niño/a al que se le diagnostica retraso cognitivo seguramente tendrá dificultades para aprender el contenido académico.

El diagnóstico de un trastorno del aprendizaje incluye, como mínimo:

  • Una entrevista con el padre y el/la niño/a que incluye información sobre el historial familiar y el historial escolar del niño (incluida información específica sobre lectura, matemáticas y escritura)
  • Detección de afecciones coexistentes comunes, como el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH)
  • Pruebas de inteligencia
  • Múltiples medidas de lectura, escritura y ortografía, incluidas medidas de decodificación, lectura sin palabras, lectura oral y comprensión de lectura
  • Pruebas de habilidad matemática y otras áreas de rendimiento académico.
  • Estudios neuropsicológicos de cualquier área de sospecha de dificultad, incluyendo medidas de habilidades de procesamiento del lenguaje, habilidades espaciales visuales, atención, memoria y otras áreas de funcionamiento ejecutivo.

Es importante que la persona que realiza la evaluación sea un profesional licenciado, que tenga experiencia en la evaluación de discapacidades de aprendizaje. El evaluador también debe estar capacitado para evaluar otros problemas psicológicos ya que esta persona deberá determinar qué diagnóstico (si corresponde) es el más apropiado para su hijo/a. La evaluación descrita anteriormente es realizada con mayor frecuencia por un psicólogo o neuropsicológo licenciado.

¿Qué es una Discapacidad de Lectura?

Todd era un alumno entusiástico de segundo grado que amaba todo sobre la escuela, excepto la lectura. Siempre era el primero en responder a cualquier pregunta de matemáticas, era popular entre los niños de su clase, y excelente en el campo de fútbol. Sin embargo, cuando era hora de completar su tarea o deberes, se tornaba en una pesadilla. Lloraba cuando tenía que escribir 10 oraciones que fueran a ser chequeadas por el/la maestro/a por faltas de ortografía, y no le gustaba ir a la escuela los viernes porque era “día de prueba de ortografía”.  Todd tuvo dificultades para aprender las letras y problemas para pronunciar palabras desde el jardín de infantes. Sus maestros de primer y segundo grado les dijeron a sus padres: “Todd es un niño y su desarollo es más tardío, no se preocupe”. Sin embargo, Todd estaba por terminar el segundo grado y sus padres estaban preocupados porque todavía no podía leer ninguna de sus tareas sin mucha dificultad.

Todd finalmente fue diagnosticado con dislexia. Los niños con dislexia, o trastorno de lectura, tienen un problema con precisión y fluidez al leer palabras. Investigaciones recientes han demostrado que el procesamiento fonológico es el problema subyacente en la mayoría de los casos de trastornos de la lectura, que incluye las habilidades involucradas en la comprensión de las reglas por las cuales los sonidos van con las letras. Muchos padres piensan que la dislexia significa que los niños invierten las letras o escriben al revés, pero esta no es la característica definitoria del trastorno. Sin embargo, la mayoría de los niños con discapacidades de lectura muestran problemas en la lectura desde primer o segundo grado, y la investigación ha demostrado un fuerte factor de riesgo en la dislexia, ya que parece darse mas comunmente en familias.

¿Qué es un Trastorno Matemático?

Se puede diagnosticar un trastorno matemático cuando existe una discrepancia entre las habilidades de cálculo o razonamiento matemático de un niño y su aptitud o habilidad cognitiva. Los trastornos matemáticos pueden ser difíciles de diagnosticar, ya que el bajo rendimiento en matemáticas también puede deberse a ansiedad y/o falta de motivación, y los problemas matemáticos a menudo se producen junto con otros problemas como el TDAH y la dislexia. Un trastorno matemático no se puede diagnosticar hasta que un niño no haya recibido instrucción formal de matemáticas. Desafortunadamente, no hay una habilidad especial que se vea afectada en niños con un trastorno matemático (como el procesamiento fonológico en la dislexia). En cambio, los niños con un trastorno matemático tienden a tener vulnerabilidades en varias áreas diferentes, como habilidades motoras visuales (escribir y copiar números), memorizacion de tablas de multiplicar, memorización de fórmulas matemáticas, seguir instrucciones de múltiples pasos.

¿Qué es un Trastorno de la Expresión Escrita?

Los niños con dificultades de aprendizaje en la escritura suelen tener problemas con la escritura, la ortografía y la composición. Sus problemas van más allá de la “mala caligrafía” hasta el punto de que su escritura es ilegible. Puede llevarles mucho tiempo encontrar un tema, y ​​una vez que lo hacen, pueden ser lentos al escribir. La ortografía puede ser un problema, y ​​su escritura puede estar compuesta de oraciones cortas que carecen de contenido temático. Por lo general, no usan estrategias, como planificar la historia, organizar la historia, escribir un borrador o editar. Aunque los problemas de escritura a menudo se notan a los 8 años (el momento en que se les pide a los niños que escriban más en la escuela), estos problemas a veces no se diagnostican hasta la escuela intermedia o secundaria. En ese momento, el problema ha tomado otra forma, ya que parece que el niño o el adolescente están poco motivados o “no lo intentan”. Además, un trastorno de la expresión escrita se encuentra comúnmente en combinación con un trastorno de lectura o matemática, y muchos niños con TDAH también luchan con problemas de escritura.

Discapacidades de aprendizaje: que pueden hacer los padres

Muchos, si no la mayoría de los niños con discapacidades de aprendizaje, son bastante capaces de que les vaya bien en la escuela, especialmente si reciben el tratamiento adecuado. Es importante obtener un diagnóstico preciso que enfoque el tratamiento en las áreas específicas de necesidad. Por ley, las escuelas tienen que proporcionar servicios para que su hijo tenga fácil acceso al plan de estudios de la escuela. Una de las cosas más importantes que los padres pueden hacer es educarse sobre la discapacidad de sus hijos, ya que los coloca en una posición mucho mejor para advocar por los servicios de sus hijos; la colaboración con la escuela y los proveedores de servicios es clave. Hay muchas razones para ser optimistas en cuanto al diagnóstico y tratamiento de niños con una amplia variedad de problemas de aprendizaje ya que la investigación en el campo de las discapacidades de aprendizaje está avanzando constantemente.

  • Was this article helpful ?
  • YesNo
Thanks for visiting the Clay Center. We are entirely funded by visitors like you. We receive no financial support from Massachusetts General Hospital or Harvard Medical School. Your support of our work helps us to continue to produce content on mental health topics that support the emotional well-being of young people everywhere.

Share on Social Media

Ellen Braaten

Ellen Braaten, Co-Director

Ellen Braaten, Ph.D. is co-director of The MGH Clay Center for Young Healthy Minds, and director of the Learning and Emotional Assessment Program (LEAP) at Massachusetts General Hospi...

To learn more about Ellen, or to contact her directly, please see Our Team.