Q+A: ¿Cómo encuentro un terapeuta para mi hijo? | MGH Clay Center for Young Healthy Minds

Q+A: ¿Cómo encuentro un terapeuta para mi hijo?

Q+A letters over green chalkboard background

By

Posted in: Grade School, Parenting Concerns, Pre-School, Teenagers

Topics: Anxiety, En Español, Q+A

Mi hijo tiene ansiedad y estoy buscando un terapeuta. ¿Cómo puedo encontrar uno bueno?

Esta es una pregunta extremadamente importante, y aunque no hay reglas absolutas, aquí hay algunas pautas que pueden ayudar a informar su proceso:

  • Recomendaciones de otros suele ser la mejor fuente de información. Los pediatras, los psicólogos y consejeros escolares y los maestros a menudo están sintonizados con los mejores terapeutas en su área. Preguntarles “¿A quién verías si tu hijo tuviera un problema?” generalmente obtiene una respuesta franca y útil. Los amigos también pueden ser un recurso maravilloso, pero asegúrese de considerar lo que sabe sobre la fuente. Lo que funciona para una familia puede no funcionar para otra.
  • Las universidades pueden ser un buen lugar para comenzar. Las facultades de medicina y los departamentos de psicología de las universidades que operan clínicas a menudo brindan muy buena atención, aunque es posible que lo atienda un psiquiatra o psicólogo en formación que esté supervisado por un miembro del personal superior. En este caso, querrá obtener información sobre el terapeuta que brinda el servicio directo y la experiencia y la calidad de la supervisión del supervisor.
  • Consulte las credenciales del terapeuta. Una buena regla a tener en cuenta es que cuanto más complejo sea el problema de su hijo, más capacitación y experiencia deseará de su médico.
  • Asegúrese de que su terapeuta tenga licencia en el campo elegido. Desea asegurarse de que la persona que ve tenga licencia en el estado en el que ejerce, o que la persona que ve esté supervisada por un profesional con licencia (generalmente en el contexto de un programa de capacitación, como una residencia en psiquiatría o una pasantía en psicología).
  • Pregunte cuánta experiencia tienen. Nuevamente, cuanto más complejo es el problema, más importante es contratar a un profesional con más experiencia. Pregunte sobre los tipos de terapias o evaluaciones que son competentes para realizar y asegúrese de que coincidan con las necesidades de su hijo o su familia.
  • Confía en tus instintos. No puedo contar las veces que los padres han acudido a mí en busca de una segunda opinión, lamentando el hecho de que no tenían un buen presentimiento sobre el primer profesional al que consultaron, pero siguieron adelante y lo vieron de todos modos. El hecho de que haya recibido una referencia de una fuente confiable no significa que el terapueta recomendado sea adecuado para usted. La personalidad cuenta en este campo y necesitas tener a alguien con quien te conectes, alguien en quien confíes de inmediato y con quien te relaciones.

También hay algunas cosas que no debe hacer cuando intenta encontrar un terapeuta:

  • En primer lugar, rara vez es una buena idea obtener un nombre de la guía telefónica o de Internet.
  • En segundo lugar, no suele ser una buena idea consultar a un terapeuta que esté tratando a uno de sus familiares o amigos cercanos. Una excepción a esta regla es cuando solo busca una evaluación neuropsicológica o educativa (por ejemplo, para una discapacidad de aprendizaje), o cuando está viendo a un terapueta que principalmente le proporciona medicamentos.
  • Por último, no se deje atrapar tratando de encontrar un terapeuta con las cualidades demográficas que el terapeuta “debería” tener, como un determinado género, edad o preferencia religiosa. Si bien algunos niños necesitan y se benefician de ver a un terapeuta masculino o femenino, a la mayoría de los niños les irá bien con cualquiera de ellos. Lo mismo ocurre con la edad: muchas veces los padres quieren un terapeuta “joven” que pueda relacionarse con su hijo o un terapeuta “mayor” que pueda actuar como abuelo sustituto, pero es mucho más importante para usted y su hijo encontrar esa conexión personal y las conexiones personales rara vez se basan únicamente en las cualidades demográficas.
Thanks for visiting the Clay Center. We are entirely funded by visitors like you. We receive no financial support from Massachusetts General Hospital or Harvard Medical School. Your support of our work helps us to continue to produce content on mental health topics that support the emotional well-being of young people everywhere.

Share on Social Media

Was this post helpful?

Ellen Braaten, PhD

Ellen Braaten, PhD

Ellen Braaten, PhD, is executive director of the Learning and Emotional Assessment Program (LEAP) at  Massachusetts General Hospital (MGH), an associate professor of psychology at Harvard Medical School, and former co-director for the MGH Clay Cente...

To read full bio click here.